VOX propone identificar el estatus de residencia y el origen de los delincuentes ante el aumento de la criminalidad en Palma

VOX Palma ha propuesto la creación de un Observatorio Municipal de Seguridad ante el incremento de la criminalidad en la ciudad y como forma de detectar el origen del delito para combatirlo de raíz. Hoy en día no constan datos oficiales sobre la nacionalidad y estatus de residencia de los delincuentes detenidos y condenados. Sergio Rodríguez, regidor de VOX en Cort, ha señalado que “los datos son intolerables, por eso hacemos esta propuesta en positivo, es necesario conocer el problema para actuar y tener una ciudad más segura y mejorar la imagen de Palma tan deteriorada por las políticas del Pacto”

La proposición de VOX Palma se elevará al pleno municipal del próximo 26 de septiembre. El Observatorio Municipal de Seguridad debe recopilar los datos relativos al “origen, situación administrativa y motivo de la detención de los delincuentes en el término de Palma, preservando la confidencialidad de su identidad”. Con ello se pretende obtener una evaluación mensual que identifique el tipo de delito y el origen de los delincuentes con datos objetivos sobre su nacionalidad, procedencia y estatus.

Los datos disponibles del Ministerio del Interior segregan los datos por españoles y extranjeros, sin indicar en este último caso su nacionalidad y si son residentes legales o ilegales. Sergio Rodríguez ha explicado que “ si queremos solventar un problema hay que detectar el origen. Nos estamos poniendo una venda en los ojos, no queremos ver la realidad”.

La información obtenida por el Observatorio Municipal de Seguridad resultaría de gran valor, además, para impulsar un plan de acción específico para la prevención de delitos violentos, como robos o contra la libertad sexual, en zonas turísticas o de gran afluencia en los meses de verano. La propuesta de VOX Palma también insta a dotar con los medios adecuados a la Policía Local como, por ejemplo, adecuar la flota de vehículos patrulla. En estos momentos ha trascendido que hasta 40 vehículos policiales se encuentran inmovilizados a la espera de ser reparados.

Según los daros oficiales del Ministerio del Interior correspondientes al año 2018, en Palma los delitos contra la libertad sexual se han incrementado el 20,9 por ciento (de 196 a 237 casos) mientras que las violaciones han pasado de 26 a 33 (un incremento del 33, 3 por ciento). Los delitos relacionados con el tráfico de drogas han aumentado el 51,9 por ciento.

Con los datos del segundo trimestre de 2019 se constata que que Baleares se sitúa a la cabeza de España con una tasa de criminalidad de 68,4 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, muy por encima de la media nacional que es de 46,6 casos por cada 1.000 habitantes. La progresión es del 1,8 puntos respecto a los primeros tres meses del año y de 3,2 puntos sobre el conjunto de 2018. En Palma el incremento ha sido de tres puntos.

Es evidente que Palma vive un incremento de la delincuencia y la criminalidad, que ha puesto en alerta a vecinos y visitantes y supone un grave riesgo para la normal convivencia en la ciudad. Ante esta situación, “el gobierno municipal no puede permanecer impasible, y debe responder de forma contundente dentro del alcance de sus competencias”. Este verano la ciudad de Palma ha sido noticia a nivel nacional por sucesos violentos que han tenido gran impacto social y mediático.

  • El 26 de julio, un grupo de más de 20 jóvenes, en su mayoría de menores de origen marroquí, propinó una brutal paliza a un joven cuando trataba de defender a su hermana de una agresión sexual a manos de los mismos delincuentes.
  • El 5 de agosto eran detenidas cinco personas, cuatro de ellas inmigrantes, por una pelea en un conocido bar de la calle Manacor que se saldó con tres heridos.
  • El 6 de agosto eran detenidos 8 manteros de origen africano en Playa de Palma por situación irregular en España.
  • El 12 de agosto, dos hombres, de nacionalidad afgana y alemana, eran detenidos por una agresión sexual en Playa de Palma. El mismo día la Policía Nacional detenía a 17 personas, 13 de ellas de origen extranjero, por diversos delitos en Playa de Palma.
  • El 14 de agosto, una mujer de origen marroquí era detenida por robar miles de euros en joyas a la anciana a la que cuidaba. Ese mismo día, un hombre también de origen marroquí era detenido por agredir a su hija ante la negativa de esta a llevar el velo islámico.
  • El 15 de agosto un argelino de 38 años era detenido por numerosos robos y hurtos en el aeropuerto de Palma.
  • El 22 de agosto se detenía a un violador de origen rumano por cuatro agresiones sexuales cometidas en Palma. Ese mismo día eran detenidos otros seis extranjeros por la venta de productos falsificados.
En apenas un mes siete personas de origen italiano han sido detenidas por atracos violentos con el objetivo de sustraer relojes de alta gama a viandantes y visitantes, en unos hechos que la Policía atribuye a bandas organizadas de origen napolitano.