VOX lleva al Parlamento balear una auditoría al IMAS por los menores tutelados prostituidos ante las trabas del PSOE a la investigación

El PSOE ha impedido que el conseller del Consell de Mallorca y presidente del IMAS (el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales), Javier de Juan, comparezca en la Diputación Permanente del Parlamento de las Islas Baleares. De Juan debía comparecer para responder ante los grupos políticos por el caso de, al menos, 16 menores tutelados por el IMAS que han sido prostituidos. El PSOE ha retirado su petición de comparecencia para evitar que de Juan diera explicaciones a pesar de que varios grupos así lo habían solicitado, entre ellos VOX Baleares.

Para el diputado y portavoz de VOX, Jorge Campos, se trata de “una treta de la peor calaña. Los socialistas siguen intentando tapar lo que no se puede ocultar y no dudan en manipular la propia Mesa del Parlamento en favor de sus intereses políticos. Es una indignidad. Mientras, la presidenta Armengol dice que el escándalo de los menores prostituidos es culpa de la falta de financiación del Gobierno central. Armengol ha agotado las excusas, no puede ocultar el estercolero moral en el que ha convertido su Ejecutivo y sus pactos con independentistas y comunistas con la excusa del 'Madrid nos roba'”.

Ante esta situación de “continuo bloqueo y silencio”, el Grupo de VOX en el Parlamento Balear ha registrado por el procedimiento de urgencia una Propuesta No de Ley (PNL) que se elevará al Pleno de la cámara autonómica. En la PNL se insta al Parlamento a que solicite al Consell de Mallorca una “auditoría independiente para conocer el funcionamiento, las necesidades y deficiencias que puedan existir en el IMAS, así como de la gestión económica del mismo”.

Cabe recordar que el IMAS cuanta con un presupuesto para 2020 superior a los 200 millones de euros. El pasado 12 de diciembre, antes de que estallara el escándalo a raíz de la presunta violación grupal a una menor tutelada, el Grupo de VOX en el Consell de Mallorca llevó a Pleno una moción para solicitar la auditoría económica y de servicios. Dicha auditoria fue rechazada con los votos en contra del tripartito de Gobierno de PSIB-PSOE, Més per Mallorca y Podemos (presidido por la socialista Catalina Cladera), y la abstención del Partido Popular. Campos ha señalado que “si en el Consell de Mallorca se oponen a una auditoría independiente que es imprescindible, ahora veremos si sabiendo lo que sucede también dicen no en el Parlamento balear. La cobardía de la izquierda para esclarecer la verdad en este asunto les retrata”.