VOX denuncia que la inacción del Gobierno balear ha convertido la playa de Sa Ràpita en un lodazal

La posidonia en descomposición ha dejado impracticable la playa de Sa Ràpita. Los empresarios de la zona han denunciado pérdidas que llegan al 70 por ciento y los servicios de hamacas siguen inhabilitados. Esta es la imagen que una de las playas de referencia de Mallorca presenta en plena temporada turística. Para llegar al agua es necesario enfangarse hasta las rodillas en un lodazal de posidonia acumulada.

VOX ha denunciado que “el Gobierno de Francina Armengol se pliega a las peticiones de colectivos radicales como Terraferida que le ordena dejar la posidonia podrida en las playas en pleno verano.
Si la política de Armengol es echar a los turistas lo está consiguiendo”.

Desde el partido se exige al Ejecutivo balear que actúe de forma inmediata para limpiar la playa