Toni Salvá: “Necesitamos un REB real y bajar los impuestos. La financiación no puede ocultar la sangría fiscal de los ciudadanos”

“Tenemos que abandonar el mantra de la izquierda y del independentismo de 'Madrid nos roba'. Armengol y sus socios no pueden seguir engañando a los ciudadanos de Baleares con sus mentiras. El principal problema de financiación es su incompetencia. Lo único que pretenden es enfrentar a los españoles”. Son las palabras de Antonio Salvá, cabeza de lista por VOX Baleares al Congreso de los Diputados.

Salvá ha defendido la eliminación de los privilegios fiscales del País Vasco y Navarro ya que “son un agravio para el resto de españoles y rompen con el principio de igualdad y solidaridad de todos los españoles que recoge nuestra Constitución”.Por su parte, la candidata al Senado por Mallorca, Manuela Cañadas, ha apuntado que “el sistema autonómico se aguanta en el papel, pero la realidad es muy diferente. Nos hemos empeñado en acumular competencias que no saben gestionar y que sólo utilizan para sacar pecho de un autogobierno que es un desastre para los ciudadanos, una bacanal de despilfarro de dinero público”.

Ambos se han comprometido a impulsar un REB “de verdad, no como la estafa que escenificaron Armengol y Sánchez”. Han propuesto rebajas fiscales para Baleares similares a las que se aplican en Canarias. También defienden una tarifa plana en los vuelos a la península y entre las islas que se sume al descuento del 75 por ciento para compensar la dificultad de desplazamientos sin que dé pie a subidas de los billetes.

Salvá se marca como objetivo “conseguir un REB real y aplicable, ya que la Constitución española reconoce el 'hecho insular' de Baleares. Desde 1998 se han dado bandazos y no se ha consolidado el REB. Se necesita un REB claro, efectivo y que no quede a la arbitrariedad del Gobierno de turno”.

El objetivo es ofrecer estabilidad y seguridad a empresas y ciudadanos para conseguir un marco económico fiable. “Cuando seamos capaces de gestionar de forma lo que tenemos, dejemos de tirar dinero en chiringuitos ideológicos, y no ahoguemos a los ciudadanos con impuestos, estaremos en el buen camino. Culpar a Madrid de todo es la excusa de los que quieren más y más dinero para sus intereses partidistas y sus delirios”, ha apuntado Cañadas.

“Necesitamos un REB real y bajar los impuestos. La financiación no puede ocultar la sangría fiscal de los ciudadanos”, ha concluido Salvá.

Algunos de los puntos del programa de VOX al respecto son:

  • Rebaja radical del Impuesto sobre la Renta. Aumento significativo del mínimo personal y familiar exento a 12.000 euros. Tipo único fijo del 20 por ciento hasta los 60.000 € anuales, tributando al 30 por ciento cualquier exceso sobre el mencionado límite.
  • Reducir el tipo general del Impuesto sobre Sociedades al 20 por ciento con una reducción del 5por ciento en el caso que los beneficios no se distribuyan y se mantengan en la empresa como reservas.
  • Reducción del IVA al 4 por ciento para la compra de productos y fármacos infantiles y geriátricos.
  • Reducción del impuesto de sociedades para las PYMES al 15 por ciento, y minimización de los trámites burocráticos para su aprobación administrativa. Apoyar a las Pymes para que no se las penalice a la hora de recibir financiación bancaria.