TONI GILI: "LA IZQUIERDA SE CRUZA DE BRAZOS Y HUNDE LA ECONOMÍA SIN IMPORTARLE NADA NI NADIE"

Vox en el Consell de Mallorca presenta este jueves una moción de apoyo a las empresas de compraventa de vehículos y rent a car y pedirá al Consell que impulse una campaña informativa sobre las claves que deben conocer los nuevos compradores de vehículos sobre las emisiones de CO2.

La Ley de Cambio Climático del Govern lleva meses provocando una ralentización de la compraventa de vehículos ya que las restricciones que llevará a cabo hacen dudar a los compradores qué vehículo adquirir. La caída de las ventas es una mala noticia para la economía. No solo eso, el hecho de que los consumidores no compren vehículos está generando un envejecimiento del parque móvil que es peligroso.

La ley no beneficia a la economía, ni al medioambiente ni a la sociedad. Prohibir la circulación de vehículos diésel no garantiza una reducción de las emisiones. Los fabricantes son los encargados de cumplir con las normativas ambientales, cada vez más restrictivas, y los datos sobre emisiones de vehículos diésel y gasolina ponen de manifiesto que no hay una diferencia notoria entre ambos.

La Ley de Cambio Climático del Govern ha sido puesta en duda porque la prohibición incumplirá, presumiblemente, el marco europeo de homologación de vehículos de motor, los procedimientos en materia de reglamentaciones técnicas e incluso, subsidiariamente, el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea al afectar gravemente al normal funcionamiento del mercado único.

"VOX quiere que la transición hacia la movilidad del futuro se haga de forma ordenada, con una política sin prohibiciones y siguiendo una estrategia positiva. En esta línea, además, haremos una interpelación para saber qué plan de transición energética y cambio climático tiene el Consell insular" ha dicho el conseller insular Toni Gili.

También en el Pleno de este jueves VOX preguntará al equipo de gobierno qué cláusulas tienen previstas para el acceso a la función pública del Consell de Mallorca. "El punto 48 de los denominados Acords per Mallorca establece que se introducirán cláusulas lingüísticas en la contratación para el acceso a la función pública. Queremos saber cuáles porque vemos que la presidenta Cladera siempre apuesta por el catalán y se olvida de la lengua oficial del Estado, el español" ha asegurado Gili.