Pedro Bestard insta a la cooperación de Gobierno balear, estatal y Consell de Mallorca ante la quiebra de Thomas Cook

El Grupo de VOX en el Consell de Mallorca ha manifestado su máxima preocupación por la quiebra de Thomas Cook y sus efectos en el turismo de la isla y sobre las cerca de 1.000 familias que pueden verse privadas de ingresos. Así lo ha señalada el conseller de VOX, Pedro Bestard: “nos encontramos ante la caída de uno de los operadores más importantes para el sector turístico de Mallorca que repercutirá directamente en la pérdida de empleos y siembra numerosas incertidumbres sobre la presencia futura del turismo, alemán y británico en las islas, agravándose, esta última, con la coincidencia de la posibilidad de un Brexit sin acuerdo”.

Bestard ha señalado que se trata de cuestiones que exceden de las competencias del Consell de Mallorca y Gobierno balear, pero para “las que hay que tener preparado un plan de contingencia, en colaboración con el Gobierno de España, que en las últimas semanas ha mirado para otro lado y delega su responsabilidad en la respuesta que está dando el Reino Unido, tal y como anunció ayer la ministra del área, Reyes Maroto”.

Por otra parte, el Grupo de VOX en Consell de Mallorca, ha planteado en la reunión del Patronato de la Fundación Mallorca Turismo qué previsiones de actuación propone el Ejecutvo de la presidenta Cladera ante la más que previsible pérdida de empleo que causa el gran vacío que deja este operador para la próxima temporada de verano y que algunos cifran en un millón de plazas. Por todo ello, Pedro Bestard emplaza a la cooperación entre Consell de Mallorca, Gobierno balear y estatal, para tomar las riendas ante la situación crítica que podría afrontar nuestro turismo debido a los problemas de conectividad, el Brexit y la crisis económica que se derive de esta situación.