Manuela Cañadas: “si siguen metiendo mano al fondo de pensiones el sistema colapsará”

El actual sistema de pensiones está destinado a la quiebra por una sencilla razón, y es que vivimos una emergencia demográfica. España está por debajo de la tasa de relevo generacional. Se imponen medidas pronatalistas y de apoyo a la familia. Y no menos urgentes son las medidas destinadas a la reducción del gasto público innecesario para invertir en lo realmente importante.

VOX propone que las pensiones contributivas estén exentas de IRPF. “No tiene lógica que aquellos que han cotizado toda la vida sigan pagando impuestos de su jubilación, cuando además, en no pocas ocasiones, utilizan su paga para sustentar a hijos y nietos en apuros económicos. Una renta por jubilación no se puede considerar percepción por trabajo y por tanto no puede gravarse con IRPF”, ha señalado Toni Salvá, candidato de VOX Baleares al Congreso de los Diputados”.

Es necesario impulsar un plan de pensiones mixtas para complementarlas con planes de ahorro personales. Se trata de garantizar la solidaridad a los ciudadanos mediante una pensión que se revalorice con el nivel de vida y que la puedan complementar con sus ahorros. Ello se hará con la implantación paulatina de un plan de ahorro personal en el que cada trabajador aporte de forma obligatoria parte de sus ingresos y que será capitalizado, o sea que se administrará por un gestor privado supervisado por el Gobierno. Se capitalizará en activos productivos de riesgo moderado y en caso de fallecimiento, el remanente pasaría a sus herederos.

Manuela Cañadas, candidata al Senado por Mallorca, ha matizado que “el sistema mixto es un seguro para que el Estado no meta la mano en la caja de las pensiones. Rajoy dejó la caja casi vacía. Si seguimos saqueando el fondo de pensiones, habrá que cubrirlas vía presupuestos del Estado, lo que supone que acabaremos pagando más impuestos para un sistema que está condenado al colapso”.