Jorge Campos en Inca: “las instituciones no pueden pactar con los que quieren acabar físicamente con VOX”

300 personas han apoyado este miércoles a Francisco Pol en su presentación como candidato de VOX Baleares a la alcaldía de Inca. Pol ha presentado a su equipo coincidiendo con la inauguración de la sede del partido en la capital de la comarca del Raiguer, sita en a Avenida de Es Raiguer nº63, local que se ha visto desbordado por la afluencia de público.  Poco antes del acto, que ha comenzado a las 20:30, se ha producido el ataque de unos radicales que desde una furgoneta blanca han lanzado huevos y limones contra la fachada de la sede, acción que ha sido reportada a la Guardia Civil. 


Para el candidato Pol es un ejemplo más de la falta de dotación del cuerpo municipal de Policía Local, que aún con la patrulla de la Guardia Civil destinada a la ciudad de Inca, es insuficiente para mantener un orden público recientemente muy deteriorado. Por ello, Pol ha propuesto más efectivos policiales y crear la figura del Policía Comunitario como mediador vecinal.


Francisco Pol ha presentado a los asistentes medidas urgentes para dar fluidez al tráfico en el centro de la ciudad, cuyo colapso habitual condiciona negativamente el desarrollo económico y social. Se ha comprometido desde la competencia municipal a poner fin a los problemas derivados de la inmigración ilegal. 


Al hilo del ataque a la sede de VOX Inca, el presidente del partido, Jorge Campos ha señalado que “se tiene que acabar el que existan unas instituciones que pactan con quién quiere acabar físicamente con nosotros, como se vio el sábado pasado cuando tras las agresiones a simpatizantes de VOX en Barcelona nadie de las administraciones políticas nos mostró su solidaridad”. Ha asegurado que “después de las elecciones del 28 de abril y del 26 de mayo con VOX van a cambiar muchas cosas. Eso va a suceder, porque la gente no se cree la manipulación de los medios, por eso nosotros vamos a salir a ganar, no a ser la comparsa de nadie”.


Campos ha sostenido que “vamos a ganar porque nosotros estamos conectados con los problemas de las personas de a pie. Estamos cansados de políticos profesionales y por eso nosotros somos profesionales que se han metido a políticos, niños que fuimos hace años, muchos de nosotros, correteando por ahí sin saber la que se nos ha venido encima, lo que iba a suceder por culpa de ese pancatalanismo que manipula desde el sistema docente”. Ha mantenido que “hoy damos un paso al frente y manifestamos nuestro compromiso firme con la unidad de España, en la lucha contra el adoctrinamiento y el pancatalanismo. Y comenzaremos derogando de las leyes de normalización lingüística. ¿Eso es ser radical y ultra? Eso es sentido común”.


El presidente de VOX Baleares ha insistido en la necesidad de rebajar la presión fiscal y gestionar de forma prioritaria las arcas públicas: “ya basta de pagar impuestos no para ofrecer servicios, sino para sostener a políticos y entes que ni trabajan ni sirven para nada como una televisión pública catalanista que nadie ve y que en Baleares nos cuesta más de 30 millones de euros al año, lo mismo que cuesta un hospital. Estamos tirando cada año a la basura un hospital por una televisión que nadie ve”.


Ha concluido diciendo que “no hay peor dictadura que la de la políticamente correcto, la que si no piensas de un modo determinado te llaman ultraderechista radical. Ha llegado el momento de defender a España y Baleares tiene que ser el muro que parará el pancatalanismo. Cuando nosotros ganemos todo eso se acabará como se acabará el separatismo y el sistema totalitario”