El turismo se hunde. Idoia Ribas le recuerda al consejero Negueruela que prohibió los cruceros en Palma hasta 2022

Brillante la intervención de Idoia Ribas en el Parlamento de las Islas Baleares:

“El impuesto de turismo sostenible debería eliminarse, no suprimir el ingreso a cuenta, como ya hicieron el año pasado. Además, si entramos en el fondo del asunto, resulta que el régimen de estimación objetiva de este impuesto beneficia a los hoteles que sólo abren en verano y penaliza a los que abren en temporada baja, por lo que tampoco ayuda en nada a la tan ansiada desestacionalización.

Pero eso de la desestacionalización ya ni se recuerda. No hace tanto que el Sr. Negueruela decidió prohibir a los cruceros venir al puerto de Palma de Mallorca a partir del 2022 ¿lo recuerdan? Y ahora resulta que el Sr. Negueruela no sabe qué hacer para que vengan turistas y se inventa planes piloto que son un fiasco.

Desde luego, una buena medida sería abaratar el destino para poder competir con otros destinos, que ya nos están pasando por encima, como Grecia, por ejemplo. ¿Y cómo podemos abaratar el destino? Pues eliminando el impuesto de turismo sostenible que pagan los turistas.

Pero no, su orgullo les puede más que el hambre de la gente y nos venden como una gran cosa que los hoteleros en estimación objetiva no tendrán que ingresar nada a cuenta, ya si eso que ingresen lo que les toque después, aunque el hotel haya estado vacío y nos veremos las caras en el concurso de acreedores que habremos contribuido a provocar”