Diputados baleares de VOX llevan al Congreso la propuesta de un corredor seguro con Europa para recuperar el turismo de las Islas

Los diputados baleares de VOX en el Congreso han propuesto la creación de un corredor seguro para garantizar la llegada de turistas a las Islas. Se trata de un plan piloto de implantación en Baleares que se ampliaría paulatinamente a otras zonas turísticas de España. Así consta en la Proposición No de Ley (PNL) registrada por los diputados Patricia de las Heras y Toni Salvá junto a Mireia Borrás, Patricia Rueda y la portavoz Macarena Olona

Patricia de las Heras ha señalado que “Baleares, a pesar de ser la comunidad autónoma más afectada económicamente, por su naturaleza geográfica también se convierte en una de las más seguras donde menos contagios se han producido. Ambas circunstancias nos llevan al establecimiento de un plan piloto de corredor seguro entre Baleares y Reino Unido, Alemania y el resto de la Unión Europea”.

“Baleares puede iniciar el camino del retorno de un turismo seguro, estamos en disposición para ello si se hace con responsabilidad y las oportunas medidas sanitarias”, ha asegurado.

La propuesta recoge el establecimiento de un plan piloto de corredor seguro entre Baleares y Reino Unido, y Baleares y el resto de la Unión Europea (especialmente Alemania), en aplicación y cumplimiento de los criterios establecidos por Transporte y Turismo de la Comisión Europea, eliminando el periodo de cuarentena de los turistas a su llegada, y en su lugar, estableciéndose medidas sanitarias menos nocivas para el turismo. Sólo  en Baleares se recibieron 4.535.353 turistas alemanes en 2019 (según datos de la propia página de la Comunidad Autónoma), de un total de 13.680.895, es decir, una tercera parte del total del turismo internacional en Baleares está configurado por alemanes, siendo la nacionalidad en cabeza, seguida por Reino Unido con una considerable ventaja sobre los 3.745.418 de esta última. Más de un 60 % del turismo Balear, y por ende, de su economía (ya que el turismo resulta la actividad por naturaleza de esta comunidad), se sostiene a través del turismo alemán y británico.

El plan piloto debe contemplar la limitación del contacto entre los pasajeros y el personal y entre los propios turistas, la reducción de la densidad de pasajeros y protocolos sanitarios para hoteles y otro tipo de alojamientos como pruebas epidemiológicas.  Se requerirá el certificado prueba PCR en país de origen entre otras medidas de control.

Con ello se cumplirían los tres requisitos fijados por la Comisión europea: que los desplazamientos sean entre zonas o Estados con situación epidemiológica similar; la capacidad de aplicar medidas de contención en los pasos fronterizos; y priorizar  ámbitos clave de la actividad turística.