Descontrol en IB3: convocan un concurso de 51 millones de euros y contratan a una asesora externa porque ni ellos lo entienden

IB3, la radiotelevisión pública de las Islas Baleares, ha contratado a una asesora externa ante la incapacidad de coordinar a los diferentes equipos de su personal técnico en la licitación del concurso de Informativos. Es esta una situación inaudita que no se había producido en los 16 años de vida del ente y en los anteriores concursos. La gestión del director general, Andreu Manresa, suma un nuevo tropiezo. A pesar de contar con más de 30 millones de euros de presupuesto anual y con experimentados equipos propios jurídicos y de administración, Manresa tira de contratación externa. “No entendemos como IB3, una empresa que gestiona 30 millones de euros y que cuenta con un equipo técnico preparado, recurre a una asesora externo para adjudicar el concurso de Informativos”. 

Así lo ha denunciado la diputada de VOX en el Parlamento de las Islas Baleares, Idoia Ribas: “esto demuestra que IB3 se desmorona bajo la dirección de Andreu Manresa. Da la impresión de que no se fía de sus servicios jurídicos y de administración. Primero sacan el concurso con unas condiciones que dejan fuera a las productoras locales. ¿Qué es esto? ¿Un concurso en el que ni ellos se enteran, que no entienden o que no se fían de sus técnicos. Nos preocupe que se confirme nuestra sospecha de que esto es un traje a medida para el señor Jaume Roures en un concurso público de 51 millones de euros”. 

Con esta decisión Manresa aparta a los profesionales técnicos de Administración y Servicios Jurídicos, personas con amplia experiencia que en otras ocasiones se han encargado del proceso de licitación y adjudicación de contratos públicos. El director general de IB3 confía en una externa y en el jefe de Producción de IB3, actualmente imputado por un presunto delito de estafa. La Audiencia Nacional investiga la estafa millonaria de “la Rueda”. Entre 2006 y 2011 operó una trama de presunto fraude en 14 cadenas de televisión destapada por una investigación a la SGAE. Hasta 100 millones de euros podrían haber sido estafados. Según se apunta en el auto de la Audiencia Nacional, personas de las televisiones se beneficiaban al programar músicas de ambientación de las que ellos mismos percibían derechos ya que habían sido previamente registradas en su composición o arreglos. Es en esta trama en la que se ha imputado al jefe de Producción de IB3 en el que Manresa confía para sacar a delante un concurso mientras IB3 registra más de un centenar de denuncias de empleados de Liquid Media por presunta cesión ilegal de trabajadores.