90.000 euros de comisión a un abogado socialista de Palma por comprar mascarillas en China. Jorge Campos: “Armengol ha convertido el Gobierno balear en un cortijo del PSOE”

“La presidenta Armengol debe explicar por qué un militante socialista se ha lucrado con una comisión que podría ascender a 90.000 euros por la compra de material sanitario a China. La izquierda debe justificar esta operación, el importe exacto, qué se ha comprado, y, especialmente, en base a qué criterios se ha fijado la comisión”. Así se ha expresado Jorge Campos, diputado y portavoz del Grupo de VOX en el Parlamento de las Islas Baleares, al conocerse la noticia de que el abogado José María Lafuente, militante del PSOE, se habría beneficiado de una comisión del 1,5 por ciento por la compra de material sanitario a China, tal y como ha publicado El Mundo. Lafuente ha utilizado su  despacho de abogado para actuar como intermediario con la empresa Rayan Holdings Ltd. en la adquisición de material por valor de 6 millones de euros públicos del Gobierno balear.

Al respecto, el pasado 28 de abril, VOX ya solicitó al Gobierno balear el expediente de contratación: “seguimos sin información alguna. ¿Qué procedimiento de contratación se ha seguido? ¿Se ha vulnerado la Ley de Contratación Pública? Armengol no responde, es un escándalo”.

Campos ha anunciado que el lunes por la mañana registrarán una pregunta con solicitud de respuesta por escrito en el Parlamento Balear. “Armengol es una especialista en ponerse de lado. Ha intentado esquivar escándalos como el de la prostitución de menores tutelados o el de las subvenciones a delincuentes fugados de la Justicia como Valtonyc o a libros que humillan e insultan a la Policía Nacional y la Guardia Civil. Pero no puede salirle todo gratis. En apenas un año de legislatura ha superado lo peor de sus cuatro años anteriores. En el caso de la comisión de Lafuente debe dar respuestas como presidenta del Ejecutivo y como líder del PSOE. Ese es su problema, cree que su partido y su cargo son lo mismo. Armengol ha convertido al Gobierno balear en un cortijo del PSOE”.

Pero esta no es la única duda en torno a la compra de material en China. La única experiencia de Lafuente en la importación de China parece ser que una de sus empleadas es de ese país. De las 80.000 mascarillas importadas inicialmente con su mediación, un elevado número de las mismas resultaron ser ineficaces. Cuando se descubrieren las mascarillas fake, 15.000 ya habían sido distribuidas entre el personal sanitario de las Islas.